Patologías derivadas de la actividad laboral

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

Después de la jornada laboral, muchas personas llegan a casa cansadas y, a veces, también doloridas, especialmente si realizan trabajos físicos o movimientos repetitivos debido a su ocupación. Y es que, la actividad laboral, en muchas ocasiones propicia la aparición de patologías en distintas partes del cuerpo. En este artículo repasaremos varias enfermedades profesionales y veremos qué soluciones podemos poner en práctica para mitigar los dolores que causan.

Trabajo y dolencias asociadas

Cada trabajo tiene sus particularidades: en algunos, realizamos movimientos repetitivos durante muchas horas con una misma parte del cuerpo como puede ser la mano, el codo, la espalda o la rodilla; en otros, la postura que adoptamos, especialmente si implica estar de pie muchas horas, así como cargar y mover pesos, también tiene repercusiones físicas y puede repercutir en la espalda, las piernas y los pies. Debemos estar atentos porque lo que al principio quizás sean leves molestias, con el paso del tiempo pueden agudizarse, traducirse en dolor y limitar seriamente nuestros movimientos. Además de las consecuencias directas de las enfermedades profesionales en nuestra salud y calidad de vida, también tienen un impacto sanitario y socioeconómico muy importante, de modo que vale la pena examinarlas con calma y saber qué podemos hacer para evitar o mitigar los dolores que causan.


Trabajos que implican movimientos repetitivos

  • de la mano:

– profesiones asociadas al movimiento del pulgar: peluqueras, modistas, maestras de guardería, personal de cocina

– dolencias asociadas: rizartrosis (artrosis del pulgar)

– soluciones: para disminuir las molestias y el dolor y frenar el avance de la patología, existen varias muñequeras adaptadas a cada grado de rizartrosis y a los distintos momentos del día

– profesiones asociadas al movimiento repetitivo de la mano y de la muñeca: personal de limpieza, oficinistas, trabajadores de la manufacturación textil,obreros de la construcción que utilizan máquinas vibratorias o realizan trabajos de fuerza, deportistas que practican deportes de raqueta como el tenis o el pádel

– dolencias asociadas: Síndrome del Túnel Carpiano (STC)tendinitis de De Quervain, esguinces, etc.

-soluciones: las muñequeras que inmovilizan la palma de la mano, así como las muñequeras para el síndrome del túnel carpiano y otras patologías de la mano alivian el dolor y evitan los movimientos de flexoextensión y los movimientos laterales, manteniendo la muñeca en posición neutra

 

  • del codo:

– profesiones asociadas al movimiento de flexión hacia el exterior del codo: peluqueras, deportistas que practican deportes de raqueta (tenis, pádel)

– dolencias asociadas: epicondilitis

– soluciones: los brazaletes para el codo alivian el dolor y descargan el exceso de presión en la inserción de los tendones que unen los músculos del antebrazo (flexor y extensor) con el codo, disminuyendo el dolor en la cara externa de esta articulación

– profesiones asociadas al movimiento de flexión hacia el interior del codo: jugadores de golf

– dolencias asociadas: epitrocleítis

– soluciones: los brazaletes para el codo alivian el dolor y descargan el exceso de presión en la inserción de los tendones que unen los músculos del antebrazo (flexor y extensor) con el codo, disminuyendo el dolor en la cara interna de esta articulación

 

  • de la espalda:

– profesiones asociadas a movimientos repetitivos de las cervicales: oficinistas, pintores, escayolistas, mecanógrafos, jugadores de rugby

– dolencias asociadas: cervicalgia y cervicoartrosis (artrosis cervical)

– soluciones: un cuello térmico nos ayudará a aliviar la cervicalgia y disminuirá notablemente el dolor

– profesiones asociadas a carga de pesos y malas posturas (zona lumbar): albañiles y obreros de la construcción, mineros, trabajadores de carga y descarga, operadores de agua, oficinistas que están muchas horas sentadosen la misma postura, mozos de almacén

– dolencias asociadas: lumbalgia

– soluciones: para sujetar y contener la zona lumbar y la región sacra, podemos usar fajas lumbares. Estas soluciones están diseñadas para poder mantener la actividad mientras las llevamos, además de ayudar a mejorar la funcionalidad y reducir el dolor de espalda. Las fajas lumbosacras también pueden ayudarnos a prevenir lesiones en esta zona a causa de esfuerzos repetidos o actividades sedentarias (especialmente importante si teletrabajamos y pasamos muchas horas delante de un ordenador) y a mejorar la postura de la espalda

  • de la rodilla:

– profesiones asociadas: albañiles y obreros de la construcción, jardineros, pintores, azafatas y auxiliares de vuelos, bomberos, policías y guardias civiles, mineros, bailarines de danza profesional, enfermeros, auxiliares de enfermería y asistentes ocupacionales, deportistas que practican deportes de impacto o torsión (futbolistas, jugadores de baloncesto, tenistas, jugadores de pádel, esquiadores)

– dolencias asociadas: gonartrosis (artrosis de rodilla)

– soluciones: las rodilleras son soluciones que sujetan la articulación, disminuyen las posibles molestias y aportan seguridad para realizar movimientos de forma controlada

 

Trabajos que implican muchas horas de pie (bipedestación):

  • profesiones asociadas: vigilantes de seguridad, azafatas y auxiliares de vuelos, médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, peluqueras, dependientas
  • dolencias asociadas: lumbalgia
  • soluciones: para sujetar y contener la zona lumbar y la región sacra, podemos usar fajas lumbares. Estas soluciones están diseñadas para poder mantener la actividad mientras las llevamos, además de ayudar a mejorar la funcionalidad y reducir el dolor de espalda. Las fajas lumbosacras también pueden ayudarnos a prevenir lesiones si debemos permanecer muchas horas de pie
  • dolencias asociadas: dolor plantar
  • soluciones: para exposiciones prolongadas de pie, podemos usar plantillas que reducen las molestias en la planta del pie
  • dolencias asociadas: piernas cansadas e IVC
  • soluciones: en caso de piernas cansadas y/o síntomas de la IVC, podemos usar medias de compresión para favorecer el retorno venoso y aliviar las molestias. Si, además, lo acompañamos de masajes con geles fríos en las piernas, disminuiremos notablemente los síntomas

 

En este artículo hemos visto que ciertos trabajos, en especial aquellos repetitivos en los que forzamos una misma parte del cuerpo, cargamos y/o movemos peso, pueden terminar ocasionando la aparición de alguna patología que limite substancialmente nuestro día a día. Por ello, es básico realizar acciones preventivas que eviten la aparición de estas dolencias, como adquirir y desarrollar la musculatura de la zona del cuerpo afectada, conocer bien las posturas y los gestos del trabajo para no sobrecargar ninguna articulación, etc. También es importante mantener un buen peso (recordemos que la obesidad y el sobrepeso ponen aún más presión a nuestras articulaciones) y usar soluciones de terapia elástica para proteger las zonas que más sufren con cada trabajo y aliviar el dolor. Ya que debemos pasar 8 horas en el trabajo, al menos hagámoslo sin dolor y cuidando nuestras articulaciones, ¿no crees?

 

Fuentes:

Guía Activa Articulaciones

 

 *Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o Farmacéutico.