Principales lesiones y patologías del tobillo

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

Los pies y tobillos son los cimientos de nuestro cuerpo, la base del aparato locomotor que está expuesto a caídas, golpes y un gran estrés debido a su uso diario. Si, además, también practicamos actividad física de manera habitual es fácil que en alguna ocasión podamos lesionarnos.
De hecho, el esguince de tobillo es una de las lesiones ligamentosas más frecuentes y el principal motivo de consulta de lesiones en las piernas en urgencias y atención primaria, junto con otras patologías como la tendinitis de tobillo, el Síndrome del Túnel Tarsiano (STT) o la tendinitis aquilea. En este artículo te contaremos en qué consisten estas dolencias y cómo tratarlas, además de darte algunos consejos para evitarlas y no sufrir recaídas.

Conceptos básicos 

Antes de entrar en materia, repasemos algunas nociones básicas de anatomía de esta parte del cuerpo. El tobillo tiene una estructura compleja, con más de 26 huesos, 33 articulaciones, más de 100 músculos y múltiples tendones, nervios y vasos sanguíneos. En función de nuestra actividad laboral diaria o de los deportes que practiquemos (especialmente aquellos que implican correr, saltar o cambiar de dirección de forma brusca como el senderismo, el tenis o el pádel), ciertos huesos, ligamentos y tendones pueden estar expuestos a importantes cargas y a un fuerte estrés.

Principales lesiones de tobillo 

Generalmente, las principales lesiones del tobillo son traumáticas, es decir, resultado de un golpe, contusión o caída, si bien también pueden producirse fracturas por estrés (hipervincular con el artículo sobre fracturas por estrés del blog de Farmalastic cuando esté publicado) en las que no se produce ningún traumatismo y el hueso se fisura por sobrecargas o microtraumatismos repetidos. La patología más prevalente de tobillo es el esguince, con un 85% del total de lesiones, mientras que las fracturas, luxaciones y roturas tendinosas representan el 15% restante.

Principales lesiones de tobillo

 Esguince de tobillo

Esguince de tobillo

  •  Qué es:estiramiento o desgarro parcial de uno o más ligamentos del tobillo. Puede sufrirlo cualquier persona, aunque habitualmente suele ser consecuencia de la actividad deportiva, sobre todo si se practica fútbol, baloncesto, balonmano y tenis u otros deportes que exigen cambios rápidos de posición y movimientos inesperados del pie. A veces se confunde con una torcedura de tobillo, pero mientras esta no implica una lesión de los ligamentos y solemos recuperarnos al poco tiempo, el esguince sí que conlleva una rotura de fibras. Puede ser de tres grados (I, II y III), según la afectación de los ligamentos, siendo el grado I el de menor gravedad y el grado III, el más severo
  • Síntomas: dolor, dificultad para caminar e inflamación del tobillo. También pueden aparecer hematomas en la zona como consecuencia de la rotura de vasos sanguíneos
  • Causas: habitualmente esta lesión es debida a un trauma, es decir, un golpe o mal gesto que afecta al pie y lesiona el ligamento del tobillo
Síndrome del Túnel Tarsiano o Túnel del Tarso

Síndrome del Túnel Tarsiano o Túnel del Tarso

  • Qué es: compresión del nervio tibial (nervio situado detrás de la pierna que se inserta en el tobillo). Sería la patología homóloga en el tobillo del Síndrome del Túnel Carpiano (STC) en la muñeca. El Túnel del Tarso es un canal situado en el tobillo por el que discurren el nervio, la arteria y la vena tibial, junto con tres tendones de músculos de la planta del pie. Si la banda que sujeta estas estructuras las presiona en exceso, este túnel se comprime, provocando una sintomatología determinada. A esta afección también se la conoce como neuralgia del tibial posterior
  • Síntomas: dolor en la zona plantar y en la cara interna del tobillo (especialmente al caminar y permanecer mucho tiempo de pie), sensación de hormigueo o parestesia, disminución o pérdida de sensibilidad, debilidad o atrofia de la musculatura del pie y sensación de quemazón
  • Causas: traumatismo directo en el tobillo y en el pie en su cara posterior e interna, esguince de tobillo o desviaciones forzadas, inflamación local, fracturas de tobillo (como fractura de peroné o de tibia), artritis reumatoide, lesiones vasculares, fibrosis (formación de tejido fibroso), tumores y gangliones (bultos benignos que se forman en los tendones o en las articulaciones de las manos o de los pies)
Fractura de tobillo

Fractura de tobillo

  • Qué es: rotura de uno o varios huesos de la articulación del tobillo; de este modo, podemos sufrir una fractura del peroné, de la tibia o del astrágalo. Estas fracturas pueden ser desde pequeñas fisuras en el hueso hasta importantes roturas que atraviesen la piel, causando mucho dolor y deformidad en el tobillo
  • Síntomas: inflamación del tobillo, dolor repentino y pulsátil, hematomas, hipersensibilidad, deformidad, dificultad o dolor para caminar o cargar peso
  • Causas: accidentes, traumatismos (derivados o no de la actividad deportiva), caídas o malos gestos, o enfermedades como la osteoporosis
Tendinitis aquilea

Tendinitis aquilea

  • Qué es:también llamada tendinitis o tendinopatía de Aquiles, es la inflamación y cambio degenerativo gradual (irritación, microrroturas) en el tendón de Aquiles y, a veces, del tejido que lo rodea. Suele afectar a aficionados al deporte y a algunas disciplinas artísticas (especialmente, corredores, futbolistas y bailarinas), aunque también puede producirse en personas que no realizan ejercicio físico ni tienen una vida activa. Es una de las lesiones tendinosas de tobillo más habituales, junto con la luxación o subluxación de los tendones de la pierna y el tobillo. Estas consisten en una posición anómala de los tendones al realizar ciertos movimientos y suelen afectar al tendón tibial anterior, a los peróneos, etc.
  • Síntomas: la inflamación en el talón de Aquiles es uno de los principales síntomas de esta tendinopatía, aunque también puede causar dolor (que aumenta con la actividad física, al caminar cuesta arriba o subir escaleras), sensibilidad e inflamación en la zona posterior del tobillo. Igualmente, puede provocar ligeros crujidos al palparlo o al caminar, así como enrojecimiento de la piel
  • Causas: la sobrecarga constante y el estrés en este tendón suelen ser los principales motivos por los cuales aparece la tendinitis aquilea. También puede deberse a factores anatómicos (deformidades en pies o piernas, como pies planos, genu valgo (rodillas en X), talón varo o valgo (colocado excesivamente hacia dentro o hacia fuera, hecho que causa una desalineación de las piernas, los pies y el tobillo), sobrepronación del tobillo (carga excesiva de la parte interior del pie, causando una desalineación), o enfermedades o trastornos metabólicos como diabetes, artritis o sobrepeso

Tratamiento de una lesión de tobillo

El tratamiento para una lesión de tobillo varía según el tipo de dolencia: no es lo mismo tratar una fractura ósea, que una distensión de ligamentos o de tendones, por ejemplo. Sin embargo, el denominador común en la recuperación de estas afecciones es que el paciente debe hacer un periodo de reposo y, en muchos casos, inmovilizar la zona con tobilleras, vendajes o yesos, especialmente si ha sufrido una fractura importante. En caso de haber inflamación y dolor, también es aconsejable seguir el método RICE y aplicar hielo con un pack de frío o calor (siempre envuelto con un paño o pañuelo para no quemar la piel) para reducir la hinchazón y aliviar las molestias. En una fase posterior, será necesario hacer ejercicios de rehabilitación terapéutica para mejorar la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad en el tobillo.

CTA TOBILLERAS

A modo de conclusión, en este artículo hemos repasado cuáles son las principales lesiones de tobillo, sus causas y los síntomas que provocan, así como el tratamiento a seguir. Principalmente las lesiones de tobillo se dividen entre esguinces (representan un 85% del total de lesiones, y en fracturas, luxaciones y roturas tendinosas, que representan el 15% restante). Las causas son múltiples, si bien la sobrecarga de la articulación, la práctica deportiva o las posturas cotidianas o derivadas de la actividad laboral que fuerzan la articulación son los principales motivos de lesión. En cuanto al tratamiento, en una fase inicial se aconseja reposo, inmovilización del tobillo, aplicación de frío local y seguimiento de una pauta farmacológica (siempre, bajo prescripción médica), mientras que en una segunda fase se recomienda realizar ejercicios de recuperación terapéutica para preparar la articulación para nuestra actividad diaria.

 

Fuentes:

Arnal, Juan. Tendinitis y luxación de tendones peróneos. Recuperado de https://traumatologomadrid.es/tendinitis-luxacion-peroneos/

Fisioonline. (28.02.2020)  Tendinitis de Aquiles o aquilea. Recuperado de https://www.fisioterapia-online.com/tendinitis-de-aquiles-o-aquilea-que-es-causas-sintomas-diagnostico-tratamiento#megamenu-lesiones

Lamas R., Jorman A. Fisioonline. (04.02.2019) Todo sobre el Túnel del Tarso. Recuperado de https://www.fisioterapia-online.com/articulos/todo-sobre-el-sindrome-del-tunel-del-tarso-stt

Mayo Clinic. Fractura de tobillo. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/broken-ankle/symptoms-causes/syc-20450025

 

Imágenes:

Centro de Fisioterapia Ladislao Campos. Clasificación del esguince de tobillo. Recuperado de https://www.ladislaocampos.com/clasificacion-del-esguince-de-tobillo

Información y estudios internos de Farmalastic

Penadés Terapia. (25.01.2022) Tendinitis de Aquiles o aquilea. Recuperado de https://www.penadesterapia.es/tendinitis-aquiles-o-aquilea/

Top Doctors. Fractura de tobillo. Recuperado de https://www.topdoctors.mx/diccionario-medico/fractura-de-tobillo

Vital & Clinic. Síndrome del Túnel del Tarso. Recuperado de https://vitalclinic.es/sindrome-tunel-tarso/

 

 

 

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.


© 2022 Laboratorios Cinfa