¿Quieres cuidar tu circulación? Pues anda, anda… ¡y anda!

ESTILO DE VIDA ACTIVO
Por Equipo Farmalastic

Si sufres Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), probablemente te hayas preguntado alguna vez cómo mejorar la circulación de las piernas y aliviar las molestias de esta patología. De entre las varias soluciones que tienes a tu alcance hay una muy sencilla de poner en práctica: andar diariamente. Es bien sabido que caminar tiene múltiples beneficios para el organismo, ya que contribuye al bienestar general, ayuda a controlar el peso y disminuye el riesgo de hipertensión, así como los efectos del estrés y la probabilidad de padecer enfermedades comunes. Pero además de todo esto, andar también favorece el retorno venoso y ayuda a prevenir la IVC, así que si tienes varices u otros problemas vasculares, sigue leyendo para descubrir por qué caminar ayuda a la circulación.

 

Caminar e IVC: ¿qué relación hay?

Las venas y las arterias son fundamentales para que el sistema circulatorio funcione correctamente, ya que son las encargadas de transportar la sangre desde el corazón a las diferentes partes del cuerpo (arterias) y a la inversa (venas). En el caso de las piernas, existen básicamente dos sistemas relacionados entre ellos que permiten que la sangre venza la fuerza de la gravedad y vuelva al corazón: las válvulas situadas en las paredes de las venas y la bomba muscular. 

Las válvulas de las venas tienen la función de hacer que la sangre fluya en una sola dirección, de las extremidades inferiores al corazón. Para que esto suceda, las válvulas se abren para dejar que la sangre suba y, acto seguido, cierran para impedir que el plasma vuelva hacia abajo debido a la fuerza de la gravedad. ¿Pero cuál es la señal que provoca que las válvulas abran y cierren? Pues las contracciones musculares, hecho que nos lleva a hablar del segundo sistema de las piernas para se produzca el retorno venoso: la bomba muscular.

Esquema contracción muscular Esquema contracción muscular

Al caminar o realizar ejercicio físico, los músculos de las piernas se contraen y bombean la sangre dentro de las venas, las cuales abren las válvulas que hay en su interior y permiten que el flujo sanguíneo pueda circular en movimiento ascendente para retornar al corazón. Una vez el músculo ha terminado la contracción muscular y está en reposo, las válvulas cierran e impiden que la sangre fluya en movimiento descendiente a causa de la fuerza de la gravedad.


Funcionamiento de la bomba muscular en las piernas

Por este motivo, cuando andamos activamos la bomba muscular (y, con ella, las válvulas de las venas) contribuimos a que el sistema circulatorio sanguíneo funcione correctamente. Si, en cambio, llevamos una vida sedentaria y no realizamos ejercicio, la bomba muscular no se activa y el sistema circulatorio puede resentirse, especialmente si tenemos problemas de Insuficiencia Crónica Venosa (recordemos que si sufrimos esta patología, las venas de las piernas están más debilitadas de lo habitual y las válvulas que hay en su interior tampoco funcionan correctamente).

¿Qué más puedo hacer para mejorar la circulación de las piernas?

Además de caminar, para contribuir a un correcto funcionamiento del sistema circulatorio y aliviar las molestias que provoca la IVC (como la pesadez de piernas, la hinchazón o el hormigueo, entre otras) tienes varias opciones a tu alcance como:

  • Hacer ejercicio: la natación, el aquagym, la bicicleta o el yoga activan distintos grupos musculares.
  • Usar medias y calcetines de compresión, además de geles: las soluciones de terapia compresiva fomentan el buen funcionamiento de las venas reduciendo la presión venosa, disminuyendo la sensación de congestión, cansancio y aliviando las molestias causadas por la hinchazón y la pesadez de piernas. Puedes consultar a tu farmacéutico de confianza para que te asesore sobre las distintas medias y calcetines de compresión existentes y cuáles son los más adecuados para ti. Además, si realizas masajes con geles fríos en las piernas de forma ascendente al final del día (especialmente agradables en verano, cuando las altas temperaturas dilatan las venas y pueden acentuar los síntomas de la IVC) también estimularás un correcto flujo sanguíneo.
  • Seguir consejos generales y aplicarlos diariamente: hidratarte bien (sobre todo, en verano), colocar las piernas en alto para favorecer el funcionamiento de las venas, realizar duchas de agua fría y ejercicios para estimular el retorno venoso y seguir una dieta equilibrada y que favorezca la circulación sanguínea.

En resumen, en este artículo hemos visto cómo andar y realizar ejercicio de forma regular son altamente beneficiosos para el cuerpo y, sobre todo, para nuestro sistema vascular. Si sufrimos Insuficiencia Venosa Crónica, caminar cada día nos ayudará a activar la circulación sanguínea de las piernas, ya que al andar la bomba muscular que hay las extremidades inferiores se pone en funcionamiento y permite que la sangre retorne al corazón. Otro mecanismo de las piernas intrínsecamente relacionado con la bomba muscular para devolver la sangre al corazón son las válvulas que hay en el interior de las venas. Con cada contracción muscular, estas se abren para dejar circular la sangre y que vuelva al corazón. Además de caminar y practicar actividad física, también podemos usar medias y calcetines compresivos para favorecer el retorno venoso y aliviar las molestias de la IVC, así como darnos masajes con gel frío en las piernas por la noche. Finalmente, si seguimos consejos generales como hidratarnos bien, mantenemos una dieta equilibrada y que favorezca la circulación, y nos damos duchas de agua fría en las piernas en sentido ascendente, activaremos el flujo sanguíneo. Y ahora, te toca activarte a ti y ponerte en marcha: ¿aún te queda alguna duda sobre los beneficios de caminar para la circulación?

 

Fuentes:

Asociación Cuida Tus Venas. (13.05.2020) Consejos para caminar y mejorar la circulación venosa durante la desescalada. Recuperado de https://www.cuidatusvenas.org/consejos-para-caminar-y-mejorar-la-circulacion-venosa-durante-la-desescalada/

Cinfasalud. Dossier salud de las piernas e IVC

JOBST. Venas y válvulas. Recuperado de http://mexico.jobst.com/salud-de-las-piernas/venas-y-valvulas.html

 

Imágenes:

Cinfasalud. Dossier salud de las piernas e IVC.

JOBST. Venas y válvulas. Recuperado de http://mexico.jobst.com/salud-de-las-piernas/venas-y-valvulas.html 


*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.