¿Cómo proteger las principales articulaciones del cuerpo?

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

A causa de nuestra actividad diaria, ciertas partes del cuerpo (especialmente las extremidades superiores e inferiores) sufren un desgaste que a veces puede traducirse en molestias en las articulaciones (dolor de muñeca, molestias en la rodilla, etc.), o incluso, en lesiones.
Si, además, practicamos actividad física intensa o realizamos trabajos que nos obligan a adoptar posiciones repetidas y forzadas, es probable que también nos resintamos y suframos dolores en ciertas partes del cuerpo. En este artículo te contaremos cuáles son las principales dolencias articulares, por qué aparecen y cómo tratarlas, así como las medidas preventivas que podemos adoptar para cuidar las articulaciones.

A continuación, haremos un breve repaso de las afecciones más habituales de la rodilla, de la muñeca, del hombro, del codo y del tobillo. La lista de patologías es larga, especialmente de dolencias vinculadas al deporte, pero en este artículo nos centraremos en las producidas por el desgaste diario de estas articulaciones, sin incluir aquellas dolencias consecuencia directa de la actividad deportiva.

Dolor de rodilla

rodilla

  • Principales patologías: luxación y subluxación de rodilla, esguince de rodilla, tendinitis rotuliana, síndrome de dolor femoropatelar y artrosis de rodilla 
  • Causas: traumatismos, sobrecarga y desgaste articular/de los tendones, movimientos repetidos y práctica de ciertos deportes. Otras causas del dolor de rodilla incluyen la laxitud de ciertas estructuras, los factores genéticos y las anomalías anatómicas
  • Tratamiento: en la fase inicial, deberemos hacer reposo para no forzar la articulación, aplicar hielo y seguir una pauta farmacológica con analgésicos y/o antiinflamatorios si el dolor es muy agudo (siempre, bajo prescripción médica). En esta fase también es aconsejable usar un estabilizador de rodilla para ayudar a reducir el dolor, sujetar la rótula y proporcionar estabilización a la zona. Posteriormente, podremos iniciar la fase de recuperación activa con ejercicios fisioterapéuticos para recuperar la movilidad de la mano y preparar la musculatura para volver a realizar los movimientos cotidianos

Dolor de muñeca

muñeca

  • Principales patologías: Síndrome del Túnel Carpiano, Tendinitis del pulgar o de De Quervain, esguince de muñeca, artrosis del pulgar o rizartrosis y artrosis de la mano

  • Causas: movimientos repetitivos o bruscos, degeneración del cartílago articular, compresión del nervio mediano, caídas, golpes y sobrecarga

  • Tratamiento: además de aplicar hielo para intentar reducir la hinchazón y el dolor y tomar medicación si el dolor es muy intenso y limitante, para tratar las principales patologías de la mano en la fase inicial se aconseja el uso de muñequeras para inmovilizar y proteger la muñeca, sin reducir la funcionalidad de la mano. En una fase posterior, suele ser necesario hacer sesiones de recuperación con ejercicios fisioterapéuticos

CTA muñequera

Dolor de hombro

Principales patologías: distensiones, dislocaciones, separaciones, tendinitis, bursitis, ruptura del manguito rotador, hombro congelado o rígido (capsulitis adhesiva), fracturas y artritis

  • Causas: sobrecarga por movimientos repetitivos o forzados, traumatismos, inflamación del tendón, desgaste del cartílago articular (en caso de artrosis) y del tejido del tendón (en caso de ruptura del manguito rotador)
  • Tratamiento: en una primera fase, tendremos que hacer reposo, seguir un tratamiento farmacológico (siempre, bajo prescripción médica y en caso de dolor agudo, como en los esguinces más severos), aplicar la técnica RICE (Reposo+Hielo+Compresión+Elevación) y usar soluciones de terapia elástica como cabestrillos para sujetar la articulación mientras nos recuperamos. En una segunda fase y según la severidad de la lesión, también están indicados los ejercicios fisioterapéuticos

Dolor de codo

Principales patologías: tendinopatía epicondílea, que puede ser de dos clases: epicondilitis o codo de tenista (80% de las lesiones de codo) y epitrocleítis o codo de golfista (20% de las lesiones de codo)

  • Causas: lesión del tendón que une el músculo con el húmero por sobreuso (habitualmente, a causa de la práctica deportiva, aunque también puede ser debido a la actividad diaria). En el caso de la epicondilitis, la lesión se debe a la flexión repetida de la muñeca, mientras que en el caso de la epitrocleítis es consecuencia de la flexión del codo
  • Tratamiento: en una primera fase hay que limitar la actividad, aplicar frío local si tenemos inflamación en el codo y tomar fármacos en caso de dolor agudo. También será recomendable usar soluciones de terapia elástica, ya que descargan el exceso de presión en la inserción de los tendones que unen los músculos del antebrazo con el codo, aliviando el dolor. Como en el caso de otras lesiones, tras esta primera fase, hay un segundo periodo de recuperación activa en el que deberemos realizar ejercicios de fisioterapia y mantener una buena higiene postural para no forzar la articulación
CTA productos para el codo

Dolor de tobillo

tobillo

  • Principales patologías: fracturas, luxaciones, roturas tendinosas y esguinces
  • Causas: traumatismos, sobrecarga por actividad laboral o deportiva, o bien caminar o correr por superficies irregulares
  • Tratamiento: en una fase inicial, hay que hacer reposo, seguir un tratamiento farmacológico en caso de dolor agudo, aplicar la técnica RICE (Reposo+Hielo+Compresión+Elevación) y usar tobilleras para estabilizar, sujetar y proteger la articulación. En una fase posterior y según el grado de afectación, también están indicados los ejercicios fisioterapéuticos para fortalecer el tobillo y prepararlo para vuelta a la actividad diaria y/o deportiva 

Prevención de lesiones articulares

Hemos descrito las principales patologías articulares y qué hacer en caso de que ya nos hayamos lesionado, pero sin duda lo más efectivo es adoptar pautas preventivas evitar lesionarnos. De este modo, es muy recomendable:

  • practicar deporte en el agua: la flotabilidad del medio acuático permite realizar actividad física sin que las articulaciones sufran (como no hay impacto contra el suelo, la tensión articular es mucho menor)
  • no estar expuestos a demasiado aire acondicionado: exponer el cuerpo a aire frío de forma continuada, especialmente en forma de chorro   directo sobre articulaciones como el cuello y la espalda provoca rigidez y dolor articular (artralgia). El organismo intenta mantener la temperatura corporal mediante la contracción muscular y esto causa los síntomas que acabamos de mencionar. Por este motivo, cuando cambia el tiempo y hace más frío, algunas  personas (especialmente, de edad avanzada) sienten que les duelen más las articulaciones  
  • evitar realizar movimientos repetitivos o forzados con ciertas articulaciones: debemos ser conscientes que una postura forzada o continuada puede terminar provocando molestias articulares o incluso una lesión, de modo que es importante cambiar frecuentemente de posición para no sobrecargar las articulaciones. Si, debido a nuestra actividad laboral, no nos es posible, será esencial proteger la zona del cuerpo que más sufra con muñequeras, tobilleras, rodilleras o fajas lumbares, en especial si ya hemos sufrido alguna lesión anterior

 

Resumiendo, en este extenso artículo hemos repasado cuáles son las principales dolencias articulares, que a menudo son consecuencia de la actividad deportiva, pero también pueden ser resultado de la realización de posiciones repetitivas en el trabajo o de tareas cotidianas que fuerzan las articulaciones. Para prevenir lesionarnos, lo mejor es mantenerse activo practicando ejercicio (a ser posible, deportes acuáticos), evitando la exposición a aires acondicionados y tratando de no realizar movimientos que sobrecarguen las principales articulaciones del cuerpo. Sin embargo, si a pesar de todo esto sufrimos dolor articular, el uso de varias soluciones de terapia elástica como rodilleras, tobilleras o muñequeras, entre otras, nos ayudarán a aliviar los síntomas y a no forzar la articulación antes de iniciar la fase posterior de recuperación activa.


Fuentes:
Información y estudios internos de Farmalastic

Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Lesiones y enfermedades del hombro.  Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/shoulderinjuriesanddisorders.html



*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.


© 2022 Laboratorios Cinfa