¿Te gustan los deportes de verano? Descubre sus principales riesgos de lesión

ESTILO DE VIDA ACTIVO
Por Equipo Farmalastic

El buen tiempo del verano invita a practicar muchos deportes, sobre todo al aire libre. Pero, debemos ir cuidado, ya que si no los practicamos correctamente o no utilizamos el material adecuado podemos lesionarnos, sobre todo si hemos sufrido una lesión o hace tiempo que no realizamos actividad física. En este post repasaremos los principales deportes veraniegos y las lesiones más típicas de cada uno de ellos, así que si eres deportista y tienes intención de calzarte las zapatillas deportivas este verano, lee atentamente para saber qué zonas del cuerpo sufren más cuando los practicas y qué puedes hacer para prevenir lesionarte.

 

Deportes de verano: atención a las articulaciones

Las principales perjudicadas con los deportes de verano son las articulaciones, especialmente la rodilla y el tobillo, pero también el codo, ya que son quienes reciben un mayor impacto y están sometidas a más tensión durante la actividad física. Seguidamente, describiremos las principales patologías asociadas a las articulaciones que acabamos de enumerar, las causas más frecuentes y los deportes que favorecen su aparición.


Lesiones de rodilla más habituales: 

  • Condropatía rotuliana:
    condropatía rotuliana
     
    • Qué es: lesión del cartílago de la rodilla, que es la estructura encargada de amortiguar y proteger la articulación. El cartílago sufre un desgaste y se produce una degeneración articular (es decir, una artrosis).
    • Causas de lesión: sobreentrenamiento, degeneración con la edad, alteraciones de la alineación de las piernas, alteraciones en la forma de la rótula o de los cóndilos femorales (la parte del fémur que contacta con la tibia) o bien por traumatismos directos sobre la rodilla.
    • Deportes asociados a esta patología: trekking, lesiones en tenis y pádel, ciclismo.

  • Tendinopatía rotuliana:
    tendinopatía rotuliana
    • Qué es: lesión del tendón que une la rótula con la tibia. En su parte superior, el tendón recibe el nombre de tendón cuadricipital, ya que está compuesto por las cuatro fibras contraídas del músculo cuádriceps. El tendón pasa por la zona anterior de la rótula para insertarse en la tibia. En esta parte inferior, de la rótula hacia abajo, el mismo tendón pasa a llamarse tendón rotuliano.
    • Dentro de las tendinopatías distinguimos entre:
      • tendinintis: inflamación del tendón y/o de la vaina (estructura que envuelve el tendón)
      • tendinosis: degeneración de la estructura del tendón, con riesgo de rotura
      • entesopatía: dolor en los puntos en que el tendón se inserta en el hueso, bien sobre la rótula o sobre la tibia
    • Causas de lesión: sobreuso, técnica deportiva incorrecta, forma de pisar errónea, uso de un calzado inapropiado o mala alineación de piernas.
    • Deportes asociados a esta patología: running, trekking, tenis y pádel, triatlón (en la carrera a pie), ciclismo.

  • Tendinopatía de la pata de ganso:
    tendinopatía de la pata de ganso
    • Qué es: la pata de ganso es la inserción conjunta de tres tendones en la cara interna de la rodilla pasando ligeramente a la parte anterior. Los tres tendones unen los músculos sartorio, el recto interno o gracilis y el semitendinoso con la rodilla.
    • Causas de lesión: calentamiento y estiramiento inadecuados, sobreentrenamiento, rodillas juntas en forma de «X» a causa del genu valgo (deformidad de las rodillas que impide que la persona pueda aproximar los tobillos estando de pie) o acortamiento de la musculatura isquiotibial (situada en la parte posterior del muslo) y de la musculatura aductora (situada en la parte interna del muslo).
    • Deportes asociados a esta patología: running, triatlón (en la carrera a pie).

  • Síndrome de la cintilla iliotibial:

    síndrome de la cintilla iliotibial
    • Qué es: la cintilla iliotibial es una formación fibrosa que pasa por el lado externo del muslo y de la rodilla.
    • Causas de lesión: la cintilla iliotibial se lesiona cuando roza sobre la cara externa del fémur a causa de los movimientos repetidos de flexión y extensión de la rodilla propios de ciertos deportes, como correr. También puede deberse a alteraciones de la pisada o problemas de rodillas separadas (genu varo), y por la debilidad de la musculatura estabilizadora de la pelvis.
    • Deportes asociados a estapatología: running, triatlón (en la carrera a pie).


  • Lesiones meniscales:
    lesiones meniscales
    • Qué es: lesión del menisco (pieza de cartílago resistente de la rodilla en forma de «C» que actúa como amortiguador entre la tibia y el fémur), que puede sufrir un desgarro (de distinta gravedad) o una rotura.
    • Causas de lesión: torceduras o flexión exagerada en la rodilla.
    • Deportes asociados a esta patología: tenis y pádel.

  • Lesiones de los ligamentos laterales:
    lesiones de los ligamentos laterales
     
    • Qué es: lesión del ligamento lateral interno o del ligamento lateral externo.
    • Causas de lesión: el ligamento lateral interno se lesiona cuando la rodilla se va hacia dentro con el pie bloqueado. El ligamento lateral externo se lesiona cuando sucede el caso opuesto, es decir, cuando cuando la rodilla se va hacia fuera con el pie bloqueado.
    • Deportes asociados a esta patología: tenis y pádel (lesión del ligamento lateral interno en ambos casos).

Una correcta prevención antes de iniciar la práctica deportiva puede evitarnos lesiones o recaídas. Por ello, una preparación física adecuada con una buena tonificación muscular y el fortalecimiento de ciertos grupos musculares será fundamental. Igualmente, antes de empezar a practicar deporte deberemos realizar estiramientos y calentar la musculatura. Además de todo esto, el uso de ciertas soluciones de terapia elástica nos serán muy útiles para realizar deportes que cargan esta articulación, como un estabilizador de rodilla. El estabilizador nos ayudará a sujetar la rótula, proporcionará estabilización a la rodilla y contribuirá a aliviar el dolor si recientemente hemos sufrido una lesión y acabamos de reiniciar la práctica deportiva. Además, estas soluciones de terapia elástica se pueden mojar, de manera que también podemos usarlos si somos aficionados a deportes de agua, como el triatlón.

 

Lesiones de tobillo más habituales:

  • Esguince de tobillo:
    esguince de tobillo 
    • Qué es: elongación (estiramiento) excesivo o rotura de los ligamentos del tobillo, generalmente, los laterales externos. Los ligamentos (que son fibras fuertes y flexibles que dan soporte a la articulación) se estiran demasiado o se rompen y, en consecuencia, la articulación duele y se inflama.
    • Puede ser de tres grados (de menor a mayor gravedad):
      • grado I o esguince leve: el paciente puede seguir andando y no tiene gran dolor ni inflamación
      • grado II o esguince moderado: existe mayor afectación de los ligamentos y el paciente presenta síntomas de dolor e inflamación que impiden el movimiento del tobillo
      • grado III o esguince grave: gran afectación de los ligamentos y de la articulación. El paciente presenta limitación total en la marcha
    • Causas de la lesión: frecuentemente se debe al movimiento de inversión (es decir, el que coloca el pie y el tobillo hacia adentro) del ligamento lateral externo. Puede producirse durante la práctica física (especialmente en deportes que requieran correr, saltar o cambiar de dirección) o bien mientras andamos, subimos escaleras o resbalamos accidentalmente.
    • Deportes asociados a esta patología: running, trekking, tenis y pádel, baloncesto.

  • Tobillo laxo:
    tobillo laxo
     
    • Qué es: el tobillo presenta inestabilidad crónica debida a la pérdida de tensión (laxitud) de los ligamentos que refuerzan la articulación. Esta laxitud del ligamento aumenta la inestabilidad en esta zona, provocando dolor crónico que se relaciona con los esguinces «mal curados». Cuando las personas con los tobillos laxos caminan, puede observarse como el tobillo se desplaza hacia los lados como si le faltara fuerza y estabilidad.
    • Causas de lesión: puede ser congénita (de nacimiento) a causa de hiperlaxitud articular (es decir, a causa de un exceso de falta de tensión de los ligamentos) o adquirida, ocurrida tras varios esguinces repetidos y mal curados en un mismo tobillo. Una mala cicatrización comporta la fibrosis (o dicho de otro modo, la formación de tejido fibroso) en el ligamento y una alteración del sistema propioceptivo (el que está relacionado con la posición, el equilibrio y sus cambios), de modo que es más fácil volver a sufrir un nuevo esguince.
    • Deportes asociados a esta patología: running, trekking, pádel y tenis, baloncesto.

 

Como hemos comentado anteriormente, además de prepararnos físicamente para la actividad deportiva y calentar la musculatura, para evitar lesiones en esta articulación practicando deportes que la fuerzan es muy aconsejable usar un estabilizador de tobillo, puesto que ayudará a sujetarlo y proporcionarle estabilidad, y evitará sobrecargar el otro tobillo. Estas soluciones están diseñadas para la práctica de deportes de impacto repetitivo, saltos y/o movimientos laterales, como running, trekking, fútbol, baloncesto, pádel y tenis.


Lesiones de codo más habituales:

  • Tendinopatía epicondílea lateral o epicondilitis:
    tendinopatía epicondílea lateral o epicondilitis
    • Qué es: inflamación del tendón epicóndilo lateral y del músculo segundo radial debido a un deterioro de la estructura de colágeno. El tendón sufre roturas microscópicas que causan dolor, hinchazón, rigidez articular y pérdida de fuerza.
    • Causas de lesión:movimiento repetido de extensión de la muñeca.
    • Deportes asociados a esta patología: tenis y pádel.

  • Tendinopatía epicondílea medial o epitrocleítis: 
    tendinopatía epicondílea medial o epitrocleitis
    • Qué es: lesión de los tendones del interior del codo. Concretamente, los músculos pronadores del antebrazo y flexores de la muñeca (es decir, los que permiten realizar el movimiento hacia el interior del codo y de flexión) se inflaman al insertarse en la musculatura epitróclea, que es la protuberancia ósea situada en la parte interna del codo.
    • Causas de lesión: movimiento repetido de hiperflexión del codo.
    • Deportes asociados a esta patología: golf, béisbol.

 

Para prevenir y tratar las patologías asociadas al codo, debemos estar en buena forma física, tener un buen conocimiento de la técnica deportiva y calentar antes de empezar la actividad. Además, si usamos un brazalete para el codo descargaremos el exceso de presión en la inserción de los tendones que unen los músculos del antebrazo (flexor y extensor) con la articulación del codo, hecho que está especialmente indicado si hemos sufrido una lesión reciente y queremos volver a practicar deporte. Este tipo de soluciones alivian tanto los síntomas de la epicondilitis o codo de tenista, como los de la epitrocleítis o codo de golfista, así que son válidos para ambos deportes.

 

Recapitulando, a lo largo de este artículo hemos visto que las articulaciones (especialmente la rodilla, el tobillo y el codo) sufren de forma importante con ciertos deportes veraniegos, de forma que es importante protegerlas para evitar lesiones, sobre todo si hemos sufrido alguna patología recientemente. Conocer la técnica, usar un material adecuado y tener una buena preparación física son, sin duda, claves para practicar deporte de forma segura y evitar lesiones. Si, además, usamos soluciones como rodilleras, tobilleras y brazaletes para el codo, aún protegeremos más nuestras articulaciones y podremos practicar deporte de forma segura y sin miedo a recaídas. Las soluciones para evitar lesionarte ya las tienes, ahora sólo te falta escoger el deporte veraniego que más te guste. ¿Cuál prefieres?

 

Fuentes:

Información y estudios internos de Farmalastic.

Imágenes:

Información y estudios internos de Farmalastic.


*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o Farmacéutico.