¿Los dedos en garra o en martillo no te dejan andar? Aprende cómo solucionarlo

ESTILO DE VIDA ACTIVO
Por Equipo Farmalastic

¿Has oído hablar de los dedos en garra? ¿Y en martillo o en mazo? ¿Sabes si son lo mismo o se trata de conceptos diferentes? En este artículo te explicaremos en qué consiste cada uno de ellos, qué síntomas provocan, por qué se producen y qué tratamientos existen para aliviar los dolores que causan.

¿Qué son las deformidades de los dedos de los pies?

Existen tres tipos de deformidades de los dedos del pie: los dedos en garra, los dedos en martillo y los dedos en mazo, en base a la articulación del pie afectada. Seguidamente examinaremos cada una:

  • dedo en garra: hay dos articulaciones del pie afectadas: la articulación metarsofalángica sufre hiperextensión y la articulación interfalángica proximal y distal (la que está situada en medio del dedo y en la punta, respectivamente) están flexionadas
dedo garra
  • dedo en martillo: la articulación afectada es la de en medio (articulación interfalángica proximal)
dedo martillo
  • dedo en mazo: la articulación afectada es la más próxima a la punta del dedo (articulación interfalángica distal)
dedo mazo

 

Perfiles de pacientes

Los principales perfiles de pacientes se dividen en dos grandes grupos: la población adulta (sobre todo, mujeres) y la gente de la tercera edad.

La población adulta es la principal candidata a sufrir deformidades en los dedos de los pies, (especialmente las mujeres, debido al uso continuado de los zapatos de tacón). Sin embargo, si en edades tempranas ya aparecen estos problemas podales será fundamental empezar a tratarlos en seguida para corregirlos y evitar que se agraven.

En la tercera edad también es muy frecuente que se presenten estas deformidades en los dedos de los pies. Dentro de las patologías podales que sufren las personas mayores, una de las más comunes son las deformidades en los pies debido al desgaste articular con la edad y al peso que soporta el cuerpo a lo largo de la vida. Así, es frecuente que una persona anciana presente una o varias deformidades podales a la vez, de modo que puede tener dedos en garra, en martillo y/o en mazo.

 

Síntomas

Los principales síntomas de las distintas deformidades podales incluyen:

  • deformidad del dedo del pie, que en los casos de los dedos en garra y dedos en martillo puede ser de dos tipos: flexible y rígida, hecho que condicionará las posibles soluciones. En una fase inicial, las deformidades suelen ser flexibles y permitir la flexoextensión del dedo, pero si no se tratan y la patología se agudiza, pueden pasar a ser rígidas e impedir la extensión del dedo
  • dolor y/o irritación del dedo/s afectado/s, especialmente al practicar deporte o usar cierto tipo de calzado
  • inflamación de las distintas articulaciones de los dedos de los pies
  • aparición de queratosis (callos), en la parte superior de los dedos (callos dorsales), entre los dedos (callos interdigitales) o en el extremo del dedo (callos pulpares), así como en la planta del pie
     

Causas

¿Pero por qué aparecen los dedos en garra, en martillo o en mazo? ¿Podemos hacer algo para impedirlo? Estas deformidades se producen cuando las distintas articulaciones del pie se flexionan (hiperextensión) o se doblan (hiperflexión) en exceso debido a una presión continuada en los dedos de los pies o en la parte delantera del pie. Entre las causas más frecuentes debemos señalar:

  • uso de un calzado inadecuado: a menudo estas deformaciones se deben al uso habitual de un calzado incorrecto (zapatos de tacón o de puntera estrecha/ajustada). Este tipo de calzado provoca un desequilibrio en los músculos y tendones del pie, propiciando la formación de estas deformidades, además de otras patologías podales como el juanete o hallux valgus
figura zapatos
  • alteraciones musculares y/o articulares: las deformidades en los dedos, especialmente de los dedos en garra, también pueden derivar de problemas musculares o articulares causados por los juanetes, pies cavos, planos o valgos o por lesiones que han afectado a la forma de los huesos de los pies
  • factores hereditarios

 

Diagnóstico y tratamiento

Si presentamos algunas de las molestias que hemos descrito anteriormente y sospechamos que tenemos dedos en garra, martillo y/o mazo, será muy importante que consultemos con el podólogo cuanto antes para que evalúe la flexión del dedo, valore los síntomas y, en base a ellos, establezca un tratamiento. En ocasiones, puede solicitarnos una radiografía para determinar con más exactitud el grado de afectación de la articulación.

El tratamiento es muy importante en todos los perfiles de pacientes, pero especialmente en la gente mayor, ya que este problema a menudo se suma a la reducción de la movilidad propia de esta edad. Existen varias opciones, como repasaremos seguidamente:


  •  uso de ratoncitos subdigitales: permiten estirar cómodamente los dedos que tienden a replegarse, limitando la formación de callos dorsales y/o pulpares. La almohadilla está fabricada con silicona de alta calidad y es ergonómica, de forma que se adapta a la perfección a la anatomía del pie y permite una agradable experiencia de uso
  • estiramientos: si realizamos ejercicios de estiramientos de los músculos que provocan que los dedos de los pies estén agarrotados podremos buscar la posición correcta del dedo y mejorar su movilidad
  • gran importancia del calzado adecuado y de una pronta consulta con el podólogo: debemos evitar el abuso de los zapatos de tacón y el calzado de puntera estrecha y consultar con el podólogo apenas tengamos los primeros síntomas para empezar el tratamiento y evitar que la patología empeore
  • cirugía: en los casos más extremos en los que el tratamiento conservador anterior no ha funcionado, la movilidad del pie se ve muy afectada y la calidad de vida del paciente se resiente severamente es la opción más recomendable  

 

A modo de resumen, en este artículo hemos analizado los tres tipos de deformidades que pueden aparecer en los dedos de los pies: los dedos en garra, en martillo y en mazo. Estas deformidades se producen cuando las distintas articulaciones del pie se flexionan (hiperextensión) o se doblan (hiperflexión) en exceso y suelen afectar a la población adulta, especialmente a las mujeres y a la gente mayor. En una fase inicial la deformidad suele ser flexible y permitir la extensión del dedo del pie, pero si no se trata y la patología se agudiza, puede volverse rígida y limitar el movimiento del dedo. Estas dolencias provocan dolor, irritación, inflamación y a menudo también queratosis (callos) en varias partes del pie y generalmente se producen por el uso de un calzado inadecuado, alteraciones musculares y/o articulares y factores hereditarios. El tratamiento consiste en utilizar soluciones para corregir estas deformidades, realizar estiramientos, acudir periódicamente al podólogo y, en los casos más extremos, la cirugía. Además de antiestéticas, las deformidades podales pueden ser dolorosas y limitar el movimiento, pero si al notar los primeros síntomas consultas en seguida con un especialista y empiezas el tratamiento, aliviarás mucho las molestias y conseguirás que nada que te detenga.

 

Fuentes:

Clínica Martín Gómez – Traumatólogos. (18/10/2018) Dedos en garra. ¿Qué hacer?. Recuperado de https://clinicamartingomez.es/dedos-en-garra-que-hacer/

Clínica Planas. Dedos en martillo. Recuperado de https://www.clinicaplanas.com/cirugia-estetica-del-pie/dedo-martillo

Leal Podología. Dedo en garra y martillo. Recuperado de https://cpleal.com/patologias-del-pie/dedo-en-garra-y-martillo

Podoactiva. (4/06/2020) Dedos en garra, mazo y martillo. Qué son, causas y tratamientos de estas deformidades de los dedos de los pies. Recuperado de https://www.podoactiva.com/es/blog/dedos-en-garra-que-son-causas-y-tratamientos

 

Imágenes:

Clínica Martín Gómez – Traumatólogos. (18/10/2018) Dedos en garra. ¿Qué hacer? Recuperado de https://clinicamartingomez.es/dedos-en-garra-que-hacer/

Leal Podología. Dedo en garra y martillo. Recuperado de https://cpleal.com/patologias-del-pie/dedo-en-garra-y-martillo

Palmero Mancio, Silvia. Lesiones y dolencias más comunes en el pie geriátrico. Recuperado de https://www.fisioterapia-online.com/articulos/lesiones-y-dolencias-mas-comunes-en-el-pie-geriatrico


*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o Farmacéutico