Todo lo que debes saber sobre el esguince de muñeca

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

¿Te duele la muñeca, la tienes hinchada y sientes dolor? ¿Has caído recientemente y, al apoyarte, pusiste todo el peso del cuerpo encima de esta articulación? Si es así, puede que sufras un esguince de muñeca, una patología de la mano que representa el 5% de los traumatismos. Aunque no es una afección grave, existen varios grados y los más severos pueden ser bastante dolorosos e incapacitantes para el día a día, ya que utilizamos las manos para todo. En este artículo te contaremos en qué consiste el esguince de muñeca, los varios tipos existentes y el tratamiento a seguir.

¿Qué es y cuáles son los síntomas de un esguince de muñeca?

El esguince de muñeca o muñeca abierta, como es conocida popularmente, es una lesión de los ligamentos de la muñeca, que son los tejidos fibrosos que conectan los huesos. La función de los ligamentos es mantener los huesos en la posición adecuada y estabilizar la articulación. Si caemos, nos damos un golpe o realizamos un mal gesto con la mano, a veces los ligamentos se estiran y se produce una rotura parcial o total de estas estructuras, causando un esguince. El ligamento de la mano que más se lesiona es el ligamento escafolunar, que une el hueso escafoides con el hueso semilunar. Ambos están situados en el carpo, que es el conjunto de huesos de la base de la muñeca.

huesos de la mano

Clasificación de los esguinces de muñeca

Según el grado de afectación del ligamento, existen tres tipos de esguinces de menor a mayor gravedad:

  • grado I: el ligamento ha sufrido una pequeña distensión (estiramiento), pero sin rotura. Hay una pequeña inflamación y dolor leve al mover la muñeca
  • grado II: en este caso sí que hay una rotura parcial del ligamento, que causa una inflamación más importante que en el caso anterior y un dolor moderado al mover la articulación
  • grado III: el ligamento sufre una rotura total, causando inflamación, deformidad e imposibilidad para mover la muñeca
grados esguince
También podemos sufrir un esguince crónico, en el cual los músculos y ligamentos de la muñeca están debilitados a raíz de lesiones de ligamentos mal tratadas en el pasado.

¿Cómo puedo saber si tengo un esguince de muñeca?

Si sospechamos que hemos sufrido una lesión en la muñeca, evidentemente debemos acudir a un profesional sanitario para que la valore y establezca un diagnóstico. Sin embargo, a continuación enumeraremos los principales síntomas de este tipo de lesión para que podamos hacernos una idea de qué provoca:
  • inflamación
  • dolor, especialmente en la parte externa, al realizar el movimiento de giro con la muñeca o al tocar la zona
  • hematoma
  • pérdida de movilidad y fuerza
  • inestabilidad

Causas de un esguince de muñeca

Las causas más frecuentes de un esguince de muñeca son las siguientes:

  • caídas
  • golpes
  • movimientos bruscos
  • malos gestos
  • sobrecarga por realización de movimientos repetitivos, muy frecuentes entre ciertos deportistas (tenistas, jugadores de pádel, golfistas, esquiadores, etc.) y algunos trabajadores
mano esguince

Diagnóstico y tratamiento del esguince de muñeca

En caso de sufrir un esguince de grado I y II, el traumatólogo realizará una exploración para comprobar la afectación de los ligamentos y la gravedad de la lesión. En caso de esguinces más severos (grado III), también puede ser necesario realizar una radiografía o resonancia magnética de la muñeca. Es muy importante realizar un diagnóstico y tratamiento correctos para evitar problemas a largo plazo, como el dolor crónico, la rigidez articular y la artritis.

En base a la gravedad de la lesión, el tratamiento del esguince de muñeca puede variar, pero en general implica adoptar las siguientes medidas:

  • reposo e inmovilización de la muñeca: en una primera fase, deberemos hacer reposo y limitar los movimientos para reducir el dolor y la hinchazón. Para ello, podremos usar muñequeras que inmovilicen y protejan la muñeca evitando tanto los movimientos de flexo-extensión como los laterales, la mantengan en posición neutra y proporcionen descanso a la articulación. Se trata de muñequeras con férula extraíble, válidas para ambas manos (basta cambiar de posición la férula) y que no reducen la funcionalidad de la mano. Además, pueden usarse durante el descanso nocturno
  • medicación analgésica y antiinflamatoria: si tenemos dolor e hinchazón, una pauta analgésica y antiinflamatoria nos ayudará a reducirla y a aliviar las molestias (siempre, bajo prescripción médica)
  • aplicación de frío: también es muy recomendable colocar frío en la lesión para reducir la inflamación. Para ello, coloca una bolsa de hielo envuelta en un pañuelo para no quemar la piel tres veces al día durante 20 minutos
  • elevación de la muñeca: siempre que te sea posible, coloca la muñeca por encima del corazón
  • realización de ejercicios terapéuticos: después de la primera semana de reposo, y siempre bajo la indicación y supervisión de un profesional sanitario, puedes empezar a realizar ejercicios isométricos (ejercicios en que se somete el músculo a tensión sin movimiento) para evitar la atrofia de la articulación

Para ayudar en la recuperación del esguince de muñeca, también será muy importante no levantar peso (objetos pesados, bolsas de la compra, maletas, etc.), no realizar movimientos forzados de la articulación (extensión o flexión máxima), ni aplicar calor en la primera fase porque podría aumentar la hinchazón.

En los casos más graves, cuando el tratamiento inmovilizador y farmacológico no ha funcionado, el dolor persiste de forma importante o el paciente presenta esguinces crónicos, el médico puede considerar necesario recurrir al tratamiento quirúrgico. El profesional sanitario valorará el estado de la lesión y decidirá cuál es el tipo de cirugía más adecuado para cada caso.

¿Cuánto tiempo tarda en curar un esguince de muñeca?

En principio, si seguimos el tratamiento correctamente como pauta orientativa deberíamos recuperarnos en 12-15 días en caso de los esguinces más leves (grado I), 25-31 días en los esguinces moderados (grado II) y 40-45 días si hemos sufrido un esguince severo (grado III). Sin embargo, como acabamos de mencionar en el párrafo anterior, puede que en los esguinces más severos o esguinces de repetición se requiera una intervención quirúrgica.

Prevención

Para prevenir futuras lesiones, es básico adoptar algunas sencillas pero efectivas medidas: como muchos esguinces de muñeca se producen por caídas, hay que ir con cuidado con el pavimento mojado o resbaladizo. También es recomendable no forzar la articulación con movimientos repetitivos (en el trabajo, practicando deporte o en actividades cotidianas) o, si no pueden evitarse, colocar vendajes que protejan la muñeca y eviten recaídas o nuevas lesiones.

Resumiendo, en este artículo hemos analizado qué es un esguince de muñeca y los tipos que hay. Un esguince es una lesión de los ligamentos de la muñeca, que se pueden distender o romper por caídas, golpes, malos gestos, movimientos repetitivos o bruscos. En función de la afectación del ligamento (distensión, rotura parcial o total) el esguince será más o menos severo y causará síntomas diversos, desde inflamación leve hasta dolor severo e incapacidad para mover la articulación, entre otros. Para tratar el esguince, en la fase aguda deberemos hacer reposo y aplicar hielo para reducir la hinchazón, así como utilizar muñequeras para inmovilizar la articulación y permitir que descanse. En una fase posterior, será muy aconsejable realizar ejercicios de recuperación terapéutica y adoptar medidas preventivas para no sufrir una nueva recaída. Las manos son estructuras complejas compuestas por un entramado de huesos, músculos, ligamentos, tendones, nervios y vasos sanguíneos. Cualquier lesión en ellas tiene una gran repercusión en nuestro día a día ya que las utilizamos para todo, así que vale la pena cuidarlas y realizar cuanto esté en nuestras manos (y nunca más bien dicho) para evitar visitas innecesarias al traumatólogo.

 

Fuentes:

Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Atención postratamiento para el esguince de la muñeca. Recuperado de
https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000568.htm

Ortho info. American Association of Orthopaedic Surgeons. Wrist sprains. Recuperado de https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases–conditions/wrist-sprains

 

Imágenes:

Fisify. Esguince de muñeca. Recuperado de https://www.fisify.com/dolor-de-muneca/esguince/

Guía Articulaciones de Farmalastic

Ortho info. American Association of Orthopaedic Surgeons. Wrist sprains. Recuperado de https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases–conditions/wrist-sprains

 

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.