Lesiones tendinosas – tendinitis

¿Es lo que estás buscando?
Consulta otras patologías de las articulaciones

Qué son las lesiones tendinosas y tendinitis

Una tendinitis es una inflamación o irritación de un tendón, estructura fibrosa que une un músculo con un hueso. La función de los tendones en conectarlos para que el músculo transmita la fuerza de su contracción al hueso y produzca movimiento.

Produce dolor al mover la articulación, sensibilidad e hinchazón leve.

Es habitual que se ocasionen por la repetición de determinados movimientos, tanto en el ámbito cotidiano como en el laboral o deportivo.

Tipos

Las tendinitis más habituales se producen en:

Hombro: tendinitis del manguito de los rotadores, hombro del lanzador o del nadador

Codo: epicondilitis o codo de tenista), epitrocleitis o codo de golfista)

Rodilla: tendinitis rotuliana o rodilla del saltador

Pulgar: tendinitis de d’Quervain, del tendón de los músculos abductor largo y extensor corto del pulgar.

Algunos datos sobre la prevalencia de esta patología

El 15% de la población trabajadora sufre tendinitis rotuliana. Y la prevalencia sube al 55% de las personas que practican deportes de salto.

Medio millón de personas sufren tendinitis de pulgar.

Factores predisponentes para sufrir esta patología

Edad: los tendones pierden flexibilidad con los años.

Trabajar en empleos que carguen especialmente las articulaciones:

– Movimientos repetitivos

– Posiciones incómodas

– Vibraciones

– Gran esfuerzo físico

Práctica de ejercicio: especialmente golf, fútbol, baloncesto, deportes de raqueta, natación, esquí…

Creciente uso de móviles y otros dispositivo electrónicos para la tendinitis de pulgar.

Obesidad: a mayor grasa corporal mayor riesgo de padecerla.

Causas hormonales: la incidencia de ruptura del tendón es mayor en la postmenopausia.