Contractura muscular

¿Es lo que estás buscando?
Consulta otras patologías de las articulaciones

Qué son las contracturas musculares

La contractura es una contracción continuada, exagerada e involuntaria de las fibras del músculo. El paciente refiere tensión en la zona además de molestias o dolor. En casos extremos, puede dificultar la realización de algunos movimientos.

Tipos de contractura:

Durante un esfuerzo: al realizar ejercicio físico se generan sustancias de desecho: los metabolitos. Cuando el esfuerzo es elevado por su exigencia o por falta de preparación, el organismo no puede depurar los metabolitos, se acumulan y generan molestias.

Posterior al esfuerzo: cuando el músculo ha soportado una gran carga tras el ejercicio, en ocasiones el músculo tiene tal fatiga acumulada que es incapaz de volver a su estado natural relajado.

Residual: tras una lesión grave como una fractura, traumatismo o esguince, la musculatura adyacente a la zona lesionada se contrae como mecanismo de protección.

Factores predisponentes para sufrir esta patología

Exigir al músculo un esfuerzo mayor al que es capaz de soportar.

Músculos debilitados y sin fuerza, en muchos casos por el sedentarismo.

Posturas repetitivas, forzadas y mantenidas por largo tiempo.

Estiramiento brusco de un grupo muscular.

Exposición a frío.

Mala alimentación e hidratación.

Estrés y ansiedad.