Diferencias entre la presoterapia y la terapia compresiva

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic
Si sufres alguna dolencia vascular como la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), quizás hayas escuchado oír hablar de la presoterapia como tratamiento eficaz para favorecer una correcta circulación sanguínea y aliviar los síntomas. Efectivamente, la presoterapia permite estimular la circulación de la sangre y eliminar toxinas, pero ¿actúa igual que las medias de compresión terapéutica? La respuesta es no. La terapia compresiva gradual es un tratamiento con evidencia científica que estimula el sistema circulatorio altamente eficaz para combatir ciertas dolencias vasculares. En este artículo te explicaremos la diferencia entre la presoterapia y las medias de compresión terapéutica, cuando están indicadas y qué beneficios aportan al organismo.

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia (también llamada drenaje linfático) es un tratamiento no invasivo que consiste en la aplicación de aire a presión a distintas partes del cuerpo mediante una máquina especializada, alternando la compresión con la descompresión. Esta técnica, que emula la acción de un masaje linfático manual, permite activar el sistema linfático para mejorar la circulación sanguínea de todo el cuerpo. El sistema linfático es parte del sistema circulatorio y se encarga tanto de limpiar el organismo eliminando toxinas, contenido intestinal y grasas, como de protegerlo, combatiendo sustancias tóxicas, gérmenes e infecciones y transportando la linfa (líquido incoloro que contiene glóbulos blancos) a través del cuerpo. La presoterapia, que tiene tanto usos médicos como estéticos, se aplica a personas que tienen problemas circulatorios, linfáticos, acumulaciones de grasa, estrías, arañitas vasculares, edemas y celulitis.

¿Cómo funciona la presoterapia?

En una sesión de presoterapia, el paciente debe introducirse en un traje neumático provisto de cámaras que distribuyen el aire a presión por varias áreas del cuerpo. Así, el traje neumático se coloca alrededor del abdomen con un fajín, de los pies y piernas con unas botas, de los brazos con un brazalete, etc., según la zona a tratar. A continuación, se aplica presión ascendente a través del traje y el paciente recibe una especie de masaje por el efecto del aire que activa su sistema linfático. Normalmente una sesión de presoterapia dura entre 30 y 45 minutos y el número de sesiones necesarias que hay que realizar variará en función de lo que se quiera tratar.

¿Es efectiva la presoterapia? Ventajas y desventajas

La presoterapia se utiliza para tratar los siguientes problemas médicos y estéticos:

  • retención de líquidos
  • edemas y linfoedemas (acumulación de linfa en ciertas partes del cuerpo)
  • problemas del sistema circulatorio
  • celulitis
  • acumulación de toxinas y grasas
  • post-operatorios de liposucciones y mastectomías (intervenciones que comportan una acumulación de fluidos en el organismo)

Sin embargo, esta técnica también tiene algunas contraindicaciones y no puede aplicarse en los siguientes casos:

  • pacientes con problemas cardíacos o fallo renal
  • pacientes con problemas de presión arterial, como hipertensión o hipotensión
  • pacientes con Trombosis Venosa Profunda (TVP), tromboflebitis superficial o insuficiencia arteriosa
  • pacientes con infecciones o inflamaciones cutáneas
  • pacientes con hipertiroidismo
  • pacientes con asma
  • pacientes con venas varicosas
  • pacientes oncológicos
  • mujeres embarazadas

¿Qué es la terapia compresiva gradual?

Tal como hemos comentado al principio del artículo, la terapia compresiva gradual se aplica para tratar problemas circulatorios y presenta algunas ventajas frente a la presoterapia. De hecho, las medias de compresión terapéutica son el tratamiento quirúrgico más eficaz con evidencia científica para prevenir y tratar la Insuficiencia Venosa Crónica y la Trombosis Venosa Profunda. En la primera patología, las venas de las piernas (y las válvulas que hay en su interior) no funcionan correctamente, dificultando el retorno venoso y provocando un exceso de tensión en las piernas (hipertensión arterial). Esto ocasiona una serie de signos clínicos y síntomas y puede derivar en importantes complicaciones si la IVC no se trata a tiempo. En la Trombosis Venosa Profunda, se forma un coágulo que obstruye el sistema venoso profundo de las piernas y que puede circular hasta los pulmones espontáneamente, causando una Tromboembolia Pulmonar (TEP), con el consiguiente peligro para la salud.

¿Cómo actúa la terapia compresiva?

Como, debido a la IVC, las válvulas de las venas de las piernas están debilitadas y hay hipertensión venosa, las medias de compresión actúan como una «segunda capa» de músculos, ejerciendo una presión en las venas de las piernas para favorecer un retorno venoso lo más rápido posible y contrarrestar este exceso de presión. La presión es más fuerte en el tobillo (punto máximo de compresión, del 100%) y mínimo a nivel inguinal (40%). Esta diferencia de compresión es la que facilita que la sangre ascienda de nuevo hasta el corazón y no quede estancada en las venas, tal como se muestra en las siguientes imágenes:
medias comrpesión
vena ilustracion
En el caso de la Trombosis Venosa Profunda, las válvulas de las venas tampoco funcionan correctamente; como en la IVC, la terapia compresiva gradual permite suplir su mal funcionamiento y permitir que el flujo sanguíneo retorne correctamente al corazón.

Existen distintos niveles de compresión terapéutica: ligero, normal, fuerte y muy fuerte, que deberán usarse según el estadio de la Insuficiencia Venosa Crónica y la sintomatología que presente el paciente, catalogada en la clasificación médica CEAP. Asimismo, hoy en día encontramos en el mercado un gran abanico de soluciones de terapia compresiva para hombres y mujeres, con medias, pantys y calcetines de compresión terapéutica diseñados con acabados muy cuidados y tejidos innovadores de excelente calidad.

cta medas compresión

Además de usar la terapia compresiva gradual a diario tanto en casa como para trabajar y en cualquier época del año (recordemos que es fundamental seguir usando medias de compresión terapéutica también en verano –las hay de puntera abierta y adaptadas a las altas temperaturas, también es importante mantenerse activo en casa y realizar una rutina de ejercicios para mejorar la circulación en las piernas.

Otras recomendaciones incluyen evitar permanecer mucho tiempo de pie, no colocar las piernas cerca de fuentes de calor, hidratarse bien (sobre todo, en verano), andar regularmente, elevar las piernas, realizar masajes y duchas frías para activar la circulación sanguínea, evitar el sobrepeso, vigilar la dieta y mantener la piel correctamente hidratada.

Ventajas de la terapia compresiva

La terapia de compresión gradual está indicada para tratar y prevenir los siguientes casos:

  • Insuficiencia Venosa Crónica desde estadios iniciales
  • Insuficiencia Venosa gestacional (manifestación de la patología anterior durante el embarazo)
  • Síndrome postrombótico (tras haber sufrido una TVP)
  • Úlceras venosas y recaídas
  • Post intervención quirúrgica para extirpar varices
  • Síndrome de la clase turista

En cuanto a contraindicaciones, las medias de compresión terapéutica pueden usarse siempre y a cualquier edad (también las mujeres embarazadas, con soluciones que se adaptan al diámetro del abdomen, salvo que se tengan alergias a los materiales de la prenda o se padezcan algunas dolencias (enfermedad obstructiva periférica en estado avanzado, flebitis séptica e insuficiencia cardíaca descompensada, entre otras).

Resumiendo, en este artículo hemos analizado las diferencias entre la presoterapia y la terapia compresiva gradual y hemos repasado en qué casos están indicadas. Ambas ayudan a estimular una correcta circulación sanguínea, pero debemos tener claro que se trata de terapias con usos distintos. Mientras la presoterapia está más bien indicada para tratamientos de estética y de activación del sistema linfático, la terapia compresiva gradual tiene un uso exclusivamente terapéutico y está avalado por la comunidad científica como el tratamiento más efectivo contra la IVC y la TVP. Además, también existen diferencias en cuanto al coste del tratamiento y su accesibilidad: la presoterapia es más cara y no puede realizarse a diario; en cambio, la terapia compresiva gradual es un tratamiento económico, altamente efectivo y que permite tratar dolencias circulatorias a diario tan solo poniéndonos unas medias de compresión.

Fuentes e imágenes:

Información y estudios internos de Farmalastic

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.