Artrosis de la muñeca o de la mano

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

Todas las dolencias que afectan a las manos son, además de molestas, muy incapacitantes ya que usamos las manos continuamente para realizar multitud de tareas cotidianas, trabajar (especialmente, si realizamos trabajos manuales), etc. Lo saben bien las personas que sufren tendinitis del pulgar o de De Quervain, artrosis del pulgar o rizartrosis, esguince de muñeca y síndrome del túnel carpiano. A estas dolencias, debemos añadir otra de las principales patologías de la mano: la artrosis de muñeca o de la mano. En este artículo te contaremos en qué consiste, por qué se produce y qué podemos hacer para intentar aliviar los síntomas que causa.

 

¿Qué es la artrosis de la muñeca o de la mano?

Esta dolencia consiste en el deterioro del cartílago de las articulaciones de la muñeca, compuestas por las radiocarpianas y las mediocarpianas. El cartílago es el tejido firme que cubre los extremos de los huesos en una articulación y que ayuda a reducir la fricción ocasionada por el movimiento; con el paso del tiempo, suele desgastarse y puede provocar dolor.

(NOTA: habría que eliminar, a ser posible, los iconos de redes sociales y los dibujos a la derecha de la ilustración; es la mejor imagen que he encontrado en la que solo se muestran las articulaciones, no también ligamentos, huesos, etc.)

ilustración mano

Síntomas

La artrosis de la muñeca causa varios síntomas, como:
  • dolor al iniciar una actividad, que puede ir cediendo. Cuando se vuelve al estado de reposo, el dolor reaparece
  • rigidez/limitación funcional de la articulación de la muñeca, que puede restringir la realización de actividades diarias
  • hinchazón de la zona afectada, aunque no siempre es visible fácilmente
  • deformidad
  • crepitación o ruidos articulares con el movimiento
  • presencia de líquido en los contornos de las articulaciones de la muñeca

Diagnóstico

Para diagnosticar esta patología de la mano se realiza una exploración y una serie de pruebas de imagen. En el examen físico se tratan de identificar las estructuras óseas, articulares o ligamentosas afectadas, se mide el grado de movilidad de las dos muñecas y el de la fuerza de puño de ambas. Habitualmente también se solicitan pruebas de imagen, como una radiografía de muñeca o un TAC/resonancia magnética para evaluar el estado del cartílago y/o para clasificar la evolución de la artrosis.

Causas y perfiles

A continuación repasaremos las causas por las cuales se produce esta patología y los perfiles de pacientes que suelen sufrirla. Entre los principales motivos por los cuales ocurre, debemos citar cuatro factores:

  • edad: la artrosis de la muñeca suele afectar a personas de mediana edad o edad avanzada y es más prevalente en mujeres que en hombres
  • movimientos repetitivos, ya sean malos movimientos reiterativos o movimientos correctos muy repetidos: ciertos deportistas y profesionales que usan repetidamente la muñeca en sus trabajos tienen más tendencia a sufrir esta dolencia
  • anomalía anatómica que puede estar producida por esguinces, fracturas y lesiones
  • lesiones postraumáticas diversas

Tratamiento

El tratamiento de la artrosis de la muñeca puede ser conservador o quirúrgico, depende del estadio de la patología en cada paciente y del grado de afectación.

Tratamiento conservador

Como la artrosis es un proceso que no se puede revertir ni curar, el tratamiento conservador de esta dolencia busca mejorar los síntomas del paciente y evitar que se agudicen a través de varias acciones, tales como:

  • uso de órtesis o inmovilizadores: las muñequeras inmovilizan, protegen y permiten descansar la muñeca sin reducir la funcionalidad de la mano. Su diseño, acabados y materiales permiten una óptima experiencia de uso, ya que el tejido bicapa con interior de algodón se adapta a la anatomía de cada persona y es transpirable. Además, están fabricadas sin costuras de modo que no rozan ni irritan y son válidas para ambas manos
  • pauta farmacológica: la medicación antiinflamatoria (siempre, bajo prescripción médica) durante períodos controlados puede ayudar a reducir la inflamación y a aliviar el dolor
  • infiltraciones: en ocasiones también se prescriben infiltraciones de corticoides en la articulación para ayudar a disminuir el dolor y mejorar los síntomas
  • rehabilitación: la rehabilitación de la muñeca contribuye a recuperar la funcionalidad y movilidad de la mano

Además de estas acciones, también es muy importante reeducar al paciente para que modifique (si es posible) sus hábitos laborales o deportivos y no sufra una nueva lesión.

Tratamiento quirúrgico

Los pacientes que no mejoran con el tratamiento conservador puede que requieran cirugía de la muñeca. Existen varios tipos de cirugía, desde procedimientos poco invasivos hasta la artroplastia (reemplazo total de la articulación de la muñeca por una prótesis) o artrodesis (fijación de la articulación en una posición fija); el traumatólogo decidirá la opción más indicada en base a cada paciente, su actividad diaria y grado de afectación.

 

A modo de conclusión, en este artículo hemos analizado la artrosis de muñeca o de la mano, que se produce por el deterioro del cartílago de las articulaciones de la muñeca. Provoca una serie de síntomas bastante molestos y dolorosos, como dolor, rigidez, hinchazón, deformidad, crepitación y líquido en los contornos de las articulaciones de la muñeca. Entre las causas de esta patología, la edad es una de las que tiene más peso, juntamente con la realización de movimientos repetitivos –especialmente, en deportistas y en ciertas profesiones–, anomalías anatómicas y lesiones postraumáticas diversas. Como la artrosis es un proceso que no se puede revertir ni curar, el tratamiento conservador está orientado a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente mediante el uso de muñequeras, rehabilitación, pauta farmacológica e infiltraciones, si el doctor así lo prescribe. También es muy importante la reeducación postural de la mano para evitar recaídas. Finalmente, cuando el tratamiento conservador no funciona, en algunos casos puede ser necesario recurrir a la cirugía.

Fuentes:

El Sevier. G. Francisco Andrade. (2014) Artrosis de muñeca, estudio y opciones de tratamiento. Recuperado de https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-artrosis-muneca-estudio-opciones-tratamiento-S0716864014701026

Guía Articulaciones

Imágenes:

Miranda, Fernanda. (08.05.2019) Complejo articular de la muñeca: articulación radiocarpiana y articulación mediocarpiana. Recuperado de https://www.mirandafisioterapia.com/post/complejo-articular-de-la-muneca



*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.