Activa tu circulación sanguínea con un buen masaje

¿SABÍAS QUÉ?
Por Equipo Farmalastic

Si sufres problemas circulatorios como la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), hay varias acciones que puedes realizar para mejorar la circulación sanguínea, especialmente de tus piernas, como usar medias de compresión terapéutica, mantenerte activo y realizar ejercicios específicos, darte una ducha fría en las piernas y aplicarte geles que mejoran los síntomas de la IVC, entre otras acciones. Además de todo esto, también puedes activar la circulación sanguínea con un buen masaje; en este artículo te mostraremos cómo hacerlo y te daremos otros consejos para que estimules un buen retorno venoso, sobre todo ahora que, con el verano y el calor, las venas de las piernas se dilatan y puedes sentir más pesadez y cansancio.

 

Automasaje de piernas para estimular la circulación sanguínea

Existen muchos tipos de masaje: el relajante, el descontracturante o terapéutico, el deportivo, el shiatsu o japonés, el balsámico… Cada uno de ellos sirve para conseguir un propósito y utiliza distintas técnicas. A continuación te enseñaremos cómo hacer un sencillo pero efectivo automasaje para ayudar a aliviar la sensación de congestión y de piernas cansadas; para ello te recomendamos que utilices un gel de efecto frío intenso y sigas los siguientes pasos:

  1. Siéntate con las piernas flexionadas y extiende el gel hacia arriba
  2. Masajea el tobillo y asciende al muslo con movimientos circulares
  3. Usa la punta de los dedos (sin presionar demasiado) y recorre la pierna
  4. Dedica dos minutos de masaje a la zona del gemelo
  5. Repite el masaje con los nudillos y aumenta la presión
  6. Finalmente, ejerce presiones intermitentes con las manos en pinza

 

Otros consejos

Además de realizar este automasaje, también te recomendamos que apliques sigas los siguientes consejos para mejorar tu circulación sanguínea:

  • usa medias de compresión terapéutica para favorecer un buen retorno venoso: lo ideal es hacerlo diariamente; tienes a tu disposición varios tipos de medias y calcetines de compresión para que puedas elegir el que se adapta más bien a tí
  • coloca las piernas en alto: esta posición estimula y mejora la circulación sanguínea
  • anda diariamente: al caminar o realizar actividad física se activa la bomba muscular de las piernas, un proceso por el cual los músculos de las extremidades inferiores se contraen y bombean la sangre dentro de las venas en movimiento ascendente hacia el corazón
  • lleva ropa holgada y un calzado ancho y cómodo, evitando, si es posible, los tacones
  • hidrátate bien y sigue una dieta ligera tomando alimentos que reduzcan la hinchazón de piernas y la retención de líquidos.

 

A modo de conclusión, en este artículo te hemos contado las bondades de realizar un automasaje con geles fríos para estimular la circulación sanguínea de las piernas, especialmente si sufres problemas circulatorios como la IVC. Es importante realizarlo periódicamente (sobre todo en verano, para contrarrestar los síntomas que causa la vasodilatación por el calor y las altas temperaturas), favoreciendo así un buen retorno venoso y aliviando la sensación de pesadez, ardor y piernas cansadas. Los masajes probablemente sean una de las herramientas terapéuticas más antiguas que el ser humano ha utilizado como recurso natural contra el dolor; si nuestros antepasados las utilizaban dados sus evidentes beneficios sobre el cuerpo, aprovechémos nosotros también esta sencilla, pero eficaz técnica milenaria para aliviar el dolor de piernas y mejorar la circulación sanguínea.

 

Fuentes:

Información y estudios internos de Farmalastic



*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.